Reseña | Mujeres que compran flores

¡Hola, lectores! Hace unas semanas la editorial Plaza & Janés me mandó un ejemplar de Mujeres que compran flores, de Vanessa Montfort, libro que tenía muchísimas ganas de leer y agradezco infinitamente que me cedieran. En primer lugar, decir que la edición es preciosa y que me encanta la portada. Así pues, ¡empecemos!9788401017308.jpg

Ficha técnica.

Título: Mujeres que compran flores.

Autor/a: Vanessa Monfort.

Número de páginas: 437 páginas.

Encuadernación: tapa blanda.

Editorial: Plaza & Janés.

ISBN: 978-84-01-01730-8.

Precio: 17,90€.

 

Sinopsis.

En un pequeño y céntrico barrio de la ciudad hay cinco mujeres que compran flores. Al principio ninguna lo hace para sí misma: una las compra para su amor secreto, otra para su despacho, la tercera para pintarlas, otra para sus clientas y la última para un muerto. La última soy yo y esta es mi historia.

Después de la pérdida de su pareja, Marina se da cuenta de que está totalmente perdida: había ocupado el asiento de copiloto durante demasiado tiempo. Buscando empezar de cero acepta un trabajo provisional en una curiosa floristería llamada El Jardín del Ángel. Allí conocerá a otras mujeres muy diferentes entre sí, pero que, como ella, se encuentran en una encrucijada vital con respecto a su trabajo, sus amantes, sus deseos o su familia. De la relación entre ellas y Olivia, la excéntrica y sabia dueña del local, surgirá una estrecha amistad de la que dependerá el nuevo rumbo que tomarán sus vidas.

Adictiva, divertida, romántica, honesta, Mujeres que compran flores es una emocionante historia de amistad, una aventura cotidiana en busca de la independencia femenina, un épico viaje al centro de los sueños de la mujer contemporánea.

Este libro me fascinó. Es una historia muy positiva, te llena de energía y de ganas de hacer esas cosas que llevas tanto tiempo posponiendo. Creo que lo he leído en el momento idóneo y pienso que, aunque las mujeres pueden sentirse más identificadas o puede serle más útil su lectura, los hombres también podrían sacarle bastante provecho.

En la primera página encuentras una cita de Oscar Wilde que no podría ser más perfecta, parece hecha para este libro en especial: “Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería perfectamente feliz?”. Después empieza la historia de nuestra protagonista, Marina, una mujer que se encuentra viuda a sus cuarenta años y sin nadie que pilote su vida. En su camino se topará con Olivia, una mujer guerrera, como yo la llamo, que regenta una floristería de lo más pintoresca en el barrio de las letras de Madrid. Además, alenta a Marina en su proceso de crisálida. A esta metamorfosis se unirán cuatro mujeres más que Olivia les ha diagnosticado un síndrome diferente a cada una. Ellas son:

Marina, nuestra protagonista, sufre el síndrome del copiloto: siempre ha dependido de que su pareja le marque el rumbo a su vida. Su flor es la violeta, que simboliza la humildad y la timidez, pero también la confianza en sí misma que debe ganarse.

Casandra padece el síndrome de la superwoman: antes que depender de nadie se orquideazul.jpgaplicaría la eutanasia activa. Prioriza su éxito profesional sobre su vida personal, en el caso de tenerla. Su flor es la orquídea azul, símbolo del relax que le falta.

Gala representa el síndrome de Galatea: cree firmemente que la humer tiene hoy en día todos los derechos. Todos salvo el de envejecer. Su flor es el lirio blanco, símbolo de una coquetería que no se marchita hasta morir.

Aurora encarna el síndrome de la bella sufriente: confunde el amor con la obsesión. Es decir, cuanto más dolor más enamorada se siente. Su flor es la caléndula, la flor de la pena. Pero también es símbolo de la crueldad que no se atreve a devolver, ni siquiera en pequeñas dosis, para defenderse.

Victoria, una de esas mujeres que han decidido poder con todo –la mejor madre, la mejor trabajadora, la mejor hija-, o dicho de otro modo, las que tienen el síndrome de la omnipotente. Su flor es la del membrillo, la flor de la tentación, Tentación de romper con todo y liberarse.

Marina tiene a su endiosado marido incinerado en una urna en su casa y la idea de cumplir su última voluntad sobrevuela su cabeza hasta que Olivia la caza. Debe montarse en el barco que perteneció a Óscar, su difunto marido, llevarlo hasta Tánger y tirar allí sus cenizas ¿Cumplirá Marina su promesa? ¿O el miedo se apoderará de ella y no lo hará? ¿Era en realidad su marido un dios? ¿Son todos los hombres iguales? ¿Quién sabe? Lee y descúbrelo.

 

Se divide en 34 capítulos, algunos de los cuales transcurren en el presente y otros son flashbacks. El vocabulario es sencillo, hay algunos términos inusuales, pero no creo que suponga un problema, a excepción de las palabras técnicas en torno al tema de la navegación y timonear un barco.

Se nota que el libro lleva a la espalda una gran fase previa de documentación, tanto en el tema marítimo, como he mencionado antes, como en la botánica. Conocer muchísimos tipos de plantas, su significado y sus características… Es un trabajo muy laborioso y el cual aplaudo, pues se ha quedado un libro genial.

Debo añadir, y no me extiendo más, que he subrayado infinidad de frases (incluso párrafos) que me han parecido excepcionales y quiero compartir con vosotros algunas de ellas.

—Querida, vivir es una tarea urgente… Ya es muy tarde. Por lo tanto mañana será tardísimo.

VanessaMonfort.jpg

Vanessa Montfort, autora.

Era mucho más fácil entregarle el papel protagonista de mi vida a otro. Para no llamar demasiado la atención por si me equivocaba en uno de mis parlamentos; para pasar desapercibida ante la crítica; que el que más papel tenía, me sacara del atolladero.

Es imprescindible comprobar quiénes somos sin los demás. Quiénes, en esencia. Y no tener que aprenderlo a la fuerza cuando nos dejan solos de verdad.

—Ya lo sabes. Ya sabes lo que pasa. —Bajó la voz—. Tengo que saber qué siento aún, qué siento por mi mujer, antes de dar más pasos.

—¿Tienes que « saber »? ¿Desde cuándo un sentimiento « se sabe »?

En un barco no paras de darte golpes con todo. Es lo que tiene la inestabilidad, supongo. Como en la vida. Que no paras de darte golpes con todo…

Para terminar, decir que me ha encantado cómo ha tratado el tema de la independencia de la mujer y que es genial que hayan libros como este que lo pueden leer a partir de 15-16 años (aunque entendería que no se sintieran tan identificadas por la edad) y que enseñen a las nuevas generaciones que una mujer no necesita a un hombre a su lado para estar completa o ser una “mujer de provecho”. Ten un compañero/a de vida, no un piloto. Si tuviera que darle una puntuación sería de 8’5 sobre 10.

¿Has leído este libro? ¿Te ha gustado? ¿Te gustaría leerlo? ¡Déjamelo en los comentarios! Muchas gracias por leerme.

¡Nos leemos!

Anuncios

5 comentarios en “Reseña | Mujeres que compran flores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s